Blog

5 Ideas para mejorar la relación con nuestros hijos

Hoy en día vivimos en un mundo convulsionado, que se mueve a pasos agigantados, y la relación como nuestros hijos no escapa de esto, por esta razón necesitamos crear vínculos sólidos con ellos, que les permitan sentirse en confianza para hablarnos y plantearnos sus dudas e inquietudes, y eso no lo lograremos desde la queja y la crítica.

Criar hijos no es una tarea fácil, menos en los tiempos en los cuales vivimos, y si a eso, le sumamos la situación país, la tarea pareciera ser tan complicada como escalar el Everest. Entonces ¿qué podemos hacer para desarrollar esos vínculos? ¿Cómo podemos mejorar la relación con nuestros hijos? Para lograrlo en el siguiente artículo te presento una serie de ideas y estrategias que te permitirán crear y mantener vínculos solidos con tus hijos en edad infantil y en la adolescencia.

Se deben establecer de manera clara normas y limites

Es importante para los niños y los adolescentes tener una estructura clara y definida en lo que se refiere a las normas y los limites, desde los tres años de edad ya podemos iniciar el establecimiento de dichas normas, que deben ser adecuadas a su edad, recoger los juguetes antes de salir del cuarto, colocar la ropa sucia en un determinado lugar, son algunas de las tareas que pueden realizar los niños desde edades tempranas, pero sea cual sea la norma que pretendas establecer es importante tener en cuenta dos cosas, dichas normas deben quedar claras de antemano, sin márgenes de error, debemos asegurarnos que el niño o el adolescente entiende dicha norma, lo segundo es no ceder, si lo haces el niño entenderá que hay momentos en los que se deben cumplir y en otros no, por esta razón debemos ser firmes y aunque lloren, griten o pataleen, deben cumplir con la norma que le has impuesto.

Mucha, pero mucha paciencia

La paciencia es una virtud que no es fácil mantener, sobre todo en nuestra sociedad actual, tenemos muchas cosas que hacer, siempre ocupados con el día a día y, cuando llegamos a casa lo menos que quisiéramos es lidiar con un niño inquieto. Es importante no canalizar nuestras frustraciones con los niños, al fin y al cabo fuimos nosotros los que deseamos y decidimos que estuvieran aquí, así que, medita, haz yoga o cualquier otra actividad que te permita liberarte de lo pesado o complicado que puede haber estado tu día, pero es vital que seas paciente con tus hijos.

Confianza y diálogo, la mejor combinación

La adolescencia de por si es una etapa complicada, en ella ocurren una serie de cambios que son importantes, tanto en lo físico, lo psicológico, además de lo emocional, obviamente todos ellos influyen en el comportamiento. Y si al llegar a esa etapa no existe una confianza sólida y un buen dialogo entre padre e hijos, es probable que los problemas lejos de disminuir, aumenten. Ellos van a buscar la información que necesiten, y que prefieres tu como padre  ¿que te pregunte a ti, o a sus amigos? Busca espacios y momentos donde puedas conversar con tu hijo, trata de mantener un dialogo donde él se sienta a gusto y en confianza, evita las quejas y los regaños, ya que de esa forma se perderá la confianza.

Refuerza su autoestima para evitar inseguridades.

Desde aproximadamente los siete años de edad ya los niños tienen un concepto de sí mismos el cual va a cambiar durante la adolescencia, en este periodo se despiertan en el niño muchas dudas e inseguridades, pero también es el momento adecuado de reforzar su autoestima por parte de sus padres y profesores, mediante elogios de sus puntos fuertes y restando importancia a aquello que no es tan bueno. Por ejemplo, si un niño nos trae una boleta en la que en matemáticas obtuvo una calificación de 09, mientras que el dibujo obtiene 19, la mayoría de los padres saldrá a buscar clases adicionales de matemáticas para evitar que la repruebe nuevamente, y si, es importante, pero también hay que reconocer como padres que si obtuvo 19 en dibujo es porque le gusta y tiene el talento. Parte de nuestra tarea como padres es precisamente identificar cuáles son los talentos de nuestros hijos, que le gusta, que disfruta hacer para, desde nuestro rol como padre apoyarlos, este simple hecho de apoyar a nuestros hijos en lo que ellos disfrutan, es un potenciador de la autoestima.

Gestiona los conflictos de modo pacífico

En los hogares Venezolanos, y me atrevería a decir latinoamericanos, es muy común gritar en el día a día, no necesariamente porque exista una discusión o una pelea, la misma presión de tener muchas cosas que hacer en tan poco tiempo hace que recurramos a este recurso para intentar ahorrar unos segundos o incluso unos minutos, o me van a decir que solo en mi casa mi madre gritaba desde la cocina cuando la comida estaba lista o cuando deseaba que hiciéramos algo, incluso cuando estábamos en la calle y quería que entráramos en la casa, en verdad es una práctica más común de lo que debería, y lo peor es que se convierte en un mal habito al que recurrimos con más frecuencia de la que deberíamos, por eso es muy importante cuando te dirijas a tus hijos, no alces la voz, habla con tranquilidad, si estás en un ambiente tenso es preferible calmar los ánimos primero y explicar después, cuando todo esté más tranquilo. Si creas una atmósfera de gritos y llantos, no se solucionará nada y solo lograras además de respuestas agresivas, distanciarlos de ti.

Si te gustó el artículo, por favor compártelo en tus redes sociales, lo puedes hacer haciendo clic en los iconos de las redes sociales que salen en el borde izquierdo de la pagina. Me puedes encontrar en Instagram, Facebook y Twitter como @psicologorc

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Como Mantener Relaciones de Pareja Duraderas

No hay duda de que existen aspectos que diferencian a las parejas que pueden mantener relaciones saludables y las que no, …

¿Qué es el Autosabotaje? Y ¿Cómo hacerle frente?

En ocasiones tenemos la sensación de que por más que trabajamos no avanzamos, es como si estuviéramos en arenas movedizas, …

Ciberbullying: ¿Qué es? Y ¿Cómo afrontarlo?

Si ya pasaste por tu época de adolescente, seguramente debes recordar que no es una etapa fácil, sin embargo, con la llegada …