Familias

La terapia familiar ayuda a identificar formas de relacionarse en la familia que no son sanas para el desarrollo personal como adultos, niños y adolescentes maduros y autónomos emocionalmente. En este tipo de terapia no es necesario que exista una patología como tal en alguno de los miembros de la familia. En ocasiones los conflictos derivados de la falta de comunicación eficaz o de las pautas de relación provocan que más de un miembro de la familia se encuentre mal, sin que exista un problema mayor. Esta terapia ayuda a identificar patrones de relación disfuncional y carencias en los vínculos emocionales.

En un primer momento puede acudir a consulta uno o varios miembros de la familia, aunque no acudan todos. Se realizará un primer análisis de la situación y se darán recomendaciones para que puedan comenzar todos con la terapia. Habitualmente se trabaja en una terapia familiar lo relacionado con las demostraciones de afecto, la comunican eficaz, la resolución de conflictos, la necesidad de reconocimiento y la seguridad personal, la manifestación del afecto y la adaptación a los cambios normales que entre generaciones se dan.

Ciberbullying: ¿Qué es? Y ¿Cómo afrontarlo? Si ya pasaste por tu época de adolescente, seguramente debes recordar que …

La Procastinación, el MAL de dejar todo para después

Todos en algún momento de nuestra vida hemos aplazado ciertas cosas que teníamos que realizar, y eso, no necesariamente …

5 Ideas para mejorar la relación con nuestros hijos

Hoy en día vivimos en un mundo convulsionado, que se mueve a pasos agigantados, y la relación como nuestros hijos no escapa …