Blog

Niños desobedientes: A mi hijo hay que repetirle las cosas para que haga caso

A la mayoría de los niños en edades tempranas hay que repetirles las cosas varias veces; un ejemplo de esto es cuando se desea que se siente en la mesa a comer, esto se constituye en un problema diario para muchos padres ¡¡Llegamos tarde, como siempre!! ¡¡Vístete que no llegamos a la ruta o al colegio!! Al final, todo son prisas, nos cansamos de repetir las cosas una y otra vez…

El problema que se produce en el niño cuando se le concede todo lo que él/ella desea, es que le parece que todo el mundo le pertenece y hasta le tiene a sus padres poca consideración cuando le hablan-a veces no responde o hace que le digan varias veces la misma cosa porque para él/ella no tiene mucha importancia.

Uno de los valores que se le debe enseñar a un hijo desde pequeño es a respetar a sus padres. Esto hará que después no tengan que decirle: «Hay que repetirte las cosas varias veces». Es importante que los pequeños entiendan que si no obedecen rápidamente o no hacen las tareas de la escuela u hogar no tendrán ciertos privilegios.

¿Se consiguen niños desobedientes por los malos hábitos?

El error común de algunos padres es que nunca le hacen caer en cuenta al niño/a sus errores y siempre le andan recogiendo todo lo que él/ella deja tirado como parte del desorden de su hogar. Es de vital importancia decirle a los hijos lo bueno y lo malo de su comportamiento y premiarle cuando actúe de forma apropiada para que vaya aprendiendo.

Un hábito genial para un niño/a que se está formando es enseñarle cuentos o historias de personajes importantes que se convirtieron en adultos de éxito, en función de haber vivido los principios enseñados en sus hogares, bajo la dirección de los padres. Si ponemos ejemplos de comportamiento y sobre todo, si somos los padres ese ejemplo no habrá que repetirle las cosas a menudo.

El niño/a debe estar expuesto/a a una de las mejores herramientas de aprendizaje, la cual es el ejemplo. Es decir, el padre y la madre deben estar atentos el uno de lo que dice el otro y atenderle de la mejor manera; esta será la mejor forma de que el niño/a se vaya acostumbrando a atender de inmediato cuando sus padres le estén hablando.

¿Cómo Podemos Actuar?

Hay muchas maneras de actuar, como he recomendado anteriormente-el ejemplo es una de ellas, pero otra que funciona es que desde pequeños no dar la sensación de que todo vale, “ya crecerá y lo entenderá” , pues no, no suele dar resultado. Desde el principio hay que marcar unas normas y entre ellas es obedecer. Hacer caso a la primera, es hacerle notar que esto no es correcto y que se puede privar de cosas importantes por no prestar atención.

Por ello, y para finalizar les dejo padres estos consejos que pueden ser útiles:

-No le llamen su atención desde la otra punta de la casa. Es necesario que al principio las órdenes las demos mirándole a los ojos, que note el contacto, “Vente conmigo a desayunar”. “Vamos a recoger los juguetes”. Si lo hacemos desde la distancia, esto no funcionará.

-Ser un ejemplo. Esto es lo más importante, ayudarle a hacer las tareas y servir de ejemplo suele funcionar seguro. Empezar a guardar juntos los juguetes y después darle uno para que lo haga él/ella hasta que consigan que lo haga solo/a.

-Felicitarlo. Esta es la mejor manera de mejorar la conducta; reconocerle que lo ha hecho bien, hará que se tome interés en la tarea, Besos, abrazos, elogios y de vez en cuando algún premio.

-No gritarle, ni amenazarle. Con esto, solo lograremos el efecto contrario. Cuando le llamemos, debe ser en un tono firme que el/ella entienda lo que tiene que hacer, pero sin resultar amenazante. Ejercer la disciplina de manera abusiva sistemáticamente, con el sólo objetivo de que el niño/a escuche y obedezca, puede funcionar, pero en detrimento de la relación. Lo mismo sucederá si los límites son puestos de manera inconsistente. La obediencia bien impartida ayudará al niño/a a poder autocontrolarse y a internalizar los límites que le ayudarán a desarrollarse como un adulto responsable.

-Paciencia, la crianza de los hijos es una tarea que requiere tiempo. Muchas veces no obedecerá a la primera, pero siguiendo estas pautas, seguro que mejoraremos su actitud.

Mónica M. Facusse
Psicóloga/Psicoterapeuta
Clínica de Psicoterapia

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayudando a Nuestros Hijos en Tiempos de Conflicto Social

Ser padres excelentes es una tarea monumental, mucho más en estos tiempos, en los cuales la vida y la rutina diaria suelen …

Como Mantener Relaciones de Pareja Duraderas

No hay duda de que existen aspectos que diferencian a las parejas que pueden mantener relaciones saludables y las que no, …

¿Qué es el Autosabotaje? Y ¿Cómo hacerle frente?

En ocasiones tenemos la sensación de que por más que trabajamos no avanzamos, es como si estuviéramos en arenas movedizas, …