Sexualidad

Tal y como lo entendemos hoy, el sexo es una fuente inagotable de placer. El sexo te permite conocer mejor a tu pareja, pero también a ti mismo. Está demostrado que el sexo mejora la calidad de vida. Y sin embargo, no todo es tan maravilloso. De hecho, si estás leyendo esto, quizá la razón sea que tienes algún problema con tu sexualidad. Antes de nada, no debes preocuparte, porque los problemas sexuales no son una enfermedad. Sí que pueden suponer un auténtico trastorno, pero en la inmensa mayoría de los casos, el problema tiene solución.

Ese es el gran objetivo: ayudarte a que disfrutes de tus relaciones sexuales, a que empieces a disfrutar o vuelvas a gozar si has perdido el placer del sexo por alguna razón.
Cuando hablamos de disfunción sexual, nos referimos al hecho de que existen dificultades importantes en la mujer o en el hombre para responder adecuadamente y realizar con una cierta satisfacción el ciclo de la respuesta sexual. En la consulta privada te explicaremos en qué consisten las disfunciones sexuales y su tratamiento a nivel psicológico. Las más frecuentes suelen ser:

  • Eyaculación precoz
  • Vaginismo o dolor en el coito
  • Falta de deseo sexual
  • Impotencia
  • Anorgasmia
  • Adicción al sexo
  • Educación sexual

Si padeces alguno de estos problemas sexuales no dejes pasar más tiempo.

Ciberbullying: ¿Qué es? Y ¿Cómo afrontarlo? Si ya pasaste por tu época de adolescente, seguramente debes recordar que …

La Procastinación, el MAL de dejar todo para después

Todos en algún momento de nuestra vida hemos aplazado ciertas cosas que teníamos que realizar, y eso, no necesariamente …

5 Ideas para mejorar la relación con nuestros hijos

Hoy en día vivimos en un mundo convulsionado, que se mueve a pasos agigantados, y la relación como nuestros hijos no escapa …